sábado, 10 de mayo de 2014

Ambientación Rolera: Japón y Las Guerras Boshin - El Samurai

Hola bichos y bichas!

Hoy os traigo la primera clase que vamos a explicar para la ambientación rolera de Japón durante las guerras Boshin. Y como no, empezamos con el elemento mas característico de la tradición japonesa en la guerra, el Samurai. Ya que me he fijado que en otros blogs se ponen estadísticas de los personajes, me he animado a añadir esta parte a las descripciones de personajes. Para utilizar un método conocido y sencillo, he elegido adaptar este personaje a al sistema de Aventuras en la Marca del Este. Siiii, ya se que hay un samurai en este juego como personaje seleccionable, pero ignorarlo por favor, xP.

El Samurai

Un Samurai equipado con su armadura y su espada
Un Samurai, tal y como hemos explicado anteriormente, es un guerrero al servicio de un señor o Daimyo, un señor feudal, normalmente el líder de un clan samurai gobernante de una provincia o una parte de esta. A su vez, este Daimyo podía estar subordinado a otro, de mayor poder, y así sucesivamente, hasta llegar a la cúspide del gobierno samurai, el Shogun, el líder militar de Japón.

Los Samurais comenzaron siendo los soldados veteranos de los ejércitos japoneses del siglo XII, durante las Guerras Genpei, en donde se consolidaron como una nueva y poderosa clase social y guerrera, en parte debido a que, a raíz del conflicto, el poder e influencia del Emperador de Japón había decaído gravemente y que el poder militar de Japón acabó recayendo sobre la figura del Shogun, convirtiéndose este en la figura de mayor autoridad del país, por encima casi del emperador.

Durante los siglos venideros, los Samurais fueron aumentando su número hasta convertirse en la figura clave de los ejércitos profesionales del siglo XVI  y XVII. En estos siglos, tuvo lugar el mayor conflicto que había vivido el país hasta la fecha, el Sengoku Jidai o "Era del país en guerra", en el que los clanes samurais de Japón se disputaron el control de la nación entre ellos, sumiendo al país en un estado de guerra civil total. Una vez mas, debido a la guerra, y en especial a los cambios realizados por el líder samurai Oda Nobunaga, el Emperador de Japón vio mermado su poder de nuevo, haciendo que los Samurais lograsen posicionarse en la cúspide del poder de Japón. Eran momentos de gloria para los Samurais.

Todo cambiaría a mediados del siglo XIX. Debido a las presiones extranjeras, Japón vuelve ha abrirse al mundo tras permanecer cerrada a este durante casi 300 años. Las influencias extranjeras hacen buscar un nuevo modelo de gobierno en Japón en la que el Emperador recuperaría su poder como gobernante supremo. Sin bembargo, esto haría que los samurais perdiesen todo su poder y su influencia, por lo que el Shogun decide oponerse a ello, tratando de obligar al Emperador a abdicar en favor de uno nuevo que rechace esos cambios. comenzando así las Guerras Boshin. Sin embargo, las fuerzas del Shogun, compuestas principalmente por samurais armados con armas de filo, no son rivales para el nuevo y modernizado ejercito imperial, armado con armas de fuego, cañones y barcos de metal, siendo derrotados una y otra vez. Finalmente, el Shogun acepta la derrota y se rinde, dejando el gobierno de la nación en manos del Emperador, iniciándose la Restauración Meiji y comenzando así el declive de los Samurais.



Saigo Takamori con samurais de la rebelión Satsuma
A partir de aquí,se aprobaron una serie de medidas y leyes con el fin de sacar definitivamente a Japón del sistema feudal, como eliminar el sistema de feudos, suprimiendo definitivamente a los samurais del sistema social, en el que los clanes dejaban de ser los gobernantes de las provincias como tal. Otra medida, creada expresamente contra los samurais, fue la prohibición de portar armas en la vía pública, a excepción de los cuerpos de seguridad autorizados, Estas y otras medidas aprobadas por el gobierno Meiji no gustaron a los Samurais reticentes a abandonar su estilo de vida, lo que produjo diversas rebeliones por todo el país que fueron aplacadas por el ejercito. No fue hasta la muerte de Saigo Takamori, considerado popularmente como el último samurai, que las rebeliones cesaron y que los Samuraís aceptaron su final. Sin embargo, esto no hizo que los Samurais dejasen de existir, sino que se les relego a un ámbito cultural que a día de hoy sigue existiendo y que infunde gran respeto e interés en muchas personas.

Trasfondo

Los Samurais se rigen por el código del Bushido o "camino del guerrero", un código de conducta o una serie de directrices a seguir adoptado por los samurais, cuyo principal cometido es la preservación del honor como única causa en la vida. Esto implicaba que, en caso de perder su honor, bien por una acción denigrante, bien por una derrota, el samurai debía quitarse la vida cometiendo seppuku, el ritual de suicidio, en el que el samurai se cortaba el vientre, para a continuación ser decapitado por otro samurai. Hay que mencionar que esto no era visto como un castigo o una sentencia a muerte como tal, sino como un último intento de recuperar el honor perdido.

En el nuevo gobierno Meiji, los samurais no podían ser vistos portando sus armas, a menos que formasen parte de las fuerzas de seguridad del estado, aunque esto les limitaba a las armas de fuego. Las katanas y demás armas blancas no estaban ya permitidas. Es por eso que muchos samurais decidieron abandonar su estilo de vida, aunque otros decidieron adaptarse a los nuevos tiempos y nuevas armas. Otros, sin embargo, se vieron obligados a convertirse en Ronins o Samurais sin señor, y se dedicaron al bandidaje o a las actividades ilegales, como los Yakuzas.

Sea lo que fuere, un samurai es un experto en el manejo de armas tradicionales japonesas, principalmente espadas, lanzas y arcos, pero también puede optar a otro tipo de armas, como armas de fuego, contundentes o armas cortas.

Actualmente, las armaduras tradicionales samurais se han quedado obsoletas, ya que no son efectivas ante las armas de fuego modernas. Pero los samurais con raíces mas arraigadas siguen utilizándolas al ser una eficaz defensa para el cuerpo a cuerpo. Los samurais modernos optan por una vestimenta tipica japonesa como la Hakama, cuando se ven en público. Para su protección, los samurais actuales recurren a métodos mas modernos como planchas forjadas de metal.


Ficha de personaje

Basándonos en sus habilidades marciales, su intenso entrenamiento y la rama filosófica de su código de conducta, podemos asumir que un samurai debe contar con lo siguiente para poder ser jugado:

Requisitos: FUE: 11, DES: 13, INT: 12,
Característica Principal: Fuerza y Destreza (FUE y DES)
Dado de golpe: 1d8
Nivel Máximo: Ninguno
Habilidades:
Conocimiento marcial - Los Samurais son hábiles guerreros con conocimientos en el manejo de armas tradicionales japonesas, lo que le confiere un +1 al ataque al impactar al enemigo.


Desenvaine veloz - Los samurais eran expertos en el manejo de la espada japonesa, la Katana, y se adiestraban para efectuar rápidos y letales ataques iniciales con ella, con el fin de sorprender a sus rivales. Cuando un samurai valla equipado con este arma, tendrá la posibilidad de ser el primero de su grupo en atacar, solo en caso de que sea el grupo de aventureros quien ataque primero en el combate. De haber mas de un samurai, se efectuara una tirada de iniciativa entre ellos, de la manera habitual, y ese sera el orden de ataque de ellos. A continuación serán los demás aventureros quienes calculen el orden de turnos. Ademas, este primer ataque tendrá un bonificador de +1 al daño si impacta en su rival, no repitiéndose en los siguientes turnos.


Tabla de progresión de personaje: La misma que la de un guerrero

Esto es todo por hoy chicos, espero que os haya gustado. Una vez mas, pido perdón por la escasez de entradas que hay ahora, pero os garantizo que seguiré publicando en la medida de lo posible cuando tenga tiempo. Hasta entonces, gracias por vuestra paciencia y...
Sed Buenos!!!